close
Torii

Kioto es, sin duda alguna, mi ciudad favorita de Japón. Es una ciudad que representa lo más tradicional de la cultura japonesa y que en ocasiones te transporta al pasado o a sentir que estás en una película. Japón es un país con miles de años de historia, es conocido por sus tradiciones y cultura tan particular y Kioto es el lugar que representa todo eso. En Kioto puedes caminar por barrios que tienen cientos de años y pasar por fuera de casas que mantienen su fachada a la perfección. Su arquitectura es fiel a lo que un día fue Japón y a lo que como turista esperas ver si quieres ser envuelto por esta cultura. Además de sus maravillosos barrios antiguos, puedes ver las geishas caminando por las calles, visitar sus templos y parques, participar de la ceremonia del té y probar la deliciosa comida de la región.

Acá te nombramos las cosas que no te puedes perder estando en Kioto y de seguro te van a llevar a tener una auténtica y cultural experiencia.

1. Caminar por el Arashiyama bamboo grove

Es una experiencia que te aleja de la sensación de estar en la ciudad. Es un camino formado y rodeado de bambúes y el cual todo turista quiere visitar estando en Kioto. Este queda en un tradicional y hermoso distrito llamado Arashiyama, cercano a otras atracciones turísticas y con bastantes tiendas y restaurantes a su alrededor. A las afueras del parque puedes probar los dulces de la región y los helados de sakura, bambú y matcha.

Bamboo grove
Arashiyama bamboo grove

2. Realizar la subida al santuario Fushimi inari- taisha

El Fushimi inari- taisha es de los templos sintoístas más famosos de Japón y el cual tiene la particularidad de estar compuesto por portones de color naranjo uno tras de otro los cuales indican la entrada al santuario. Este lugar es de los más tradicionales de Kioto y si no lo visitaste, no completaste tu visita en la ciudad. Así de importante es este santuario! Fue construido en un cerro en medio de la ciudad y cuando lo visitas, debes hacer algo de ejercicio si quieres llegar hasta el final. El santuario cuenta con una larga escalera y con algunos puntos entre medio donde hay kioskos en los cuales puedes comprar agua o un té de matcha. Al comienzo, verás que está llenísimo de turistas pero a medida que vas subiendo, te vas dando cuenta que no todos tienen la intención de llegar hasta el final. Los que hacen el camino completo son los sintoístas practicantes y uno que otro turista. Si te quedaste impactado desde el comienzo con su belleza o particularidad, deja las fotos para el final, vas a ahorrar tiempo y tus fotos van a salir mejor con menos gente. Además mientras más arriba, más bonito y tranquilo se pone.

Kimono girl
chica kimono en Fushimi inari-taisha

3. Ir a ver las geishas caminar por las calles de Gion

Esto fue de las cosas que más disfruté estando en Kioto a pesar de la cantidad de turistas que había. Gion es un barrio bellísimo, que como dije en un comienzo, es de esos lugares que te traslada al pasado. El pasar por fuera de las casas de geishas, verlas caminando por ahí con su vestimenta y maquillaje o pasar por los salones de te, hace que vivas una experiencia japonesa muy diferente a lo que vas a ver en el resto del país. Es más común verlas a partir de las 17:30 hrs cuando los clientes salen del trabajo y pasan a buscarlas en lujosos autos o en taxi o verlas saliendo de una casa para meterse a otra. No posan para tus fotos ni mucho menos paran para mantener una conversación contigo, más bien, pasan rápidamente tratando de pasar desapercibidas. Si quieren aprender más sobre las geishas vean nuestro post “El oculto mundo de las geishas”.

geiko walking
Geiko caminando en gion

4. Visitar el Kinkaku-ji temple (templo dorado)

No es muy común ver un templo dorado sobre el agua y rodeado de verdes árboles, y eso justamente es lo que ves en el templo Kinkaku-ji. Nosotros fuimos en verano y ya era muy lindo por lo que no me imagino cómo debe ser visitarlo en primavera, teniendo de fondo un paisaje rosado de sakuras. A pesar de no ser un templo grande, el color dorado de su fachada ilumina el paisaje y hace con que tenga una belleza única. Es considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Kinkaku-ji temple
Templo Kinkaku-ji

5. Comer a orilla del río

Cuando ya comienza a bajar el sol, comienzan a prenderse las luces de las calles y los cantantes callejeros comienzan a tocar algo de música es que los restaurantes a orilla del río empiezan a tener onda. La gente comienza a llegar y se va armando un ambiente de entretención. En los restaurantes puedes disfrutar de la comida local o tomarte un cóctel mirando como el atardecer se refleja en el río.

Río Kioto
Kioto

6. Participar en la ceremonia del té

Participar de una ceremonia del té es una de las cosas que debes experimentar estando en Japón y qué mejor que hacerlo en la tradicional y hermosa ciudad de Kioto. Ahí puedes encontrar muchos lugares en barrios donde se ha llevado la tradición por siglos. La ceremonia del té debes hacerla con alguien que te guíe en la experiencia y te explique cómo debes tomar tu té de matcha. Esta es una tradición que se ha extendido desde el siglo XIII en Japón y hoy el té de matcha se ha ampliado a chocolates, pasteles, helados y muchas comidas más.

Ceremonia del té
Ceremonia del té

7. Visitar el templo Kiyomizu-dera

Es de los templos budistas más antiguos de Japón y el cual es considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Además de visitar el hermoso e importante templo, puedes ver la ciudad desde lo alto y ver a las personas vestidas con kimono o yukata haciendo rituales budistas y acercándose a orar. El templo fue fundado en el año 778 y la construcción actual construida en 1633.

kiyomizu-dera
Templo kiyomizu-dera, Kioto

8. Ir al Sanjusangendo temple

Es un lugar donde definitivamente nos topamos con menos turistas que en los otros sitios de Kioto. Es un templo que contiene alrededor de 1000 Budas dorados y 28 divinidades quienes serian guardianes de origen hindú. Las estatuas de Budas tienen características propias, teniendo vestuario diferente y rasgos faciales diferentes. Es un lugar tranquilo y hermoso para visitar.

Sanjūsangen-dō
Templo Sanjūsangen-dō

9. Caminar por Ponto-chō alley

Al igual que Gion, es famoso por su arquitectura y salones de té. Durante el día, si tienes suerte, puedes ver a una que otra geisha caminando o haciendo compras y por la noche se forma un ambiente cálido y entretenido. Sus callejones estrechos, sus lámparas de papel, las luces de los restaurantes y el aroma a comida tradicional se van tomando las calles. Hay distintos tipos de lugares donde comer y vas a encontrar variaciones es sus comidas y precios. Ahí  puedes probar la famosa y carísima carne kobe, si tu bolsillo lo permite.

Pontocho alley
Pontocho alley

10. Disfrutar de la gastronomía de la región

La comida japonesa es única por sus sabores y gran diversidad en sus platos. Donde sea que estés en Japón, debes probar sus frescos y deliciosos sushi. Acá les podemos dejar una idea de qué comidas probar estando en Japón en nuestro post “23 comidas imperdibles de Japón”. Kioto tiene platos que son únicos de su región y debo decir que el mejor ramen de Japón lo probamos en un restaurante  super sencillo cerca del templo Sanjusangendo.

Ramen
Ramen Kioto

11. Ver los monos en el parque Iwatayama

Luego de mi intento fallido por ir a visitar los monos al parque Jigokudani al norte de Japón, con Tiago y un amigo japonés visitamos el parque Iwatayama donde los monos caminan al lado tuyo. Es un parque donde los monos son libres, están sueltos y tienen kilómetros y kilómetros para moverse. Se acercan al parque para que las personas los alimenten y puedes disfrutar al ver como interactúan entre ellos.

Monos
Monos en parque Iwatayama, Kioto

12. Tener una experiencia “kimono” en Higashiyama.

Muchos turistas lo hacen y les encanta, sobre todo a los asiáticos. Muchos creen que es parte de la experiencia japonesa el vestir una yukata (la versión barata y de menor calidad que el kimono) y caminar por las calles históricas de Kioto. En este barrio puedes encontrar algunas tiendas donde arrendar tu yukata y también comer comida japonesa en un lugar tradicional.

Higashiyama Kioto
Barrio Higashiyama Kioto

13. Visitar en castillo Nijō.

El castillo forma parte del conjunto de monumentos históricos de la antigua Kioto, donde puedes pasear por sus jardines y disfrutar de la hermosa decoración de su interior. Fué declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en la década de los 90.

Nijō Castle
Castillo Nijō, Kioto

Esperamos tengas la mejor experiencia en esta maravillosa ciudad japonesa.

Bai-bai.

Tags : backpackingJapónKyototipsTravellingviajes

Leave a Response

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.