close
Ciudad prohibida

Beijing fue la primera ciudad que visitamos de China y fue justo después de haber estado en Japón. No les voy a mentir, nuestros días de adaptación a China no fueron nada fáciles. Primero, porque tuvimos que lidiar con los 38 grados de calor que hacían para esa fecha, la humedad y los olores de todo tipo que se esparcían por las calles y que con el calor se intensificaban. Y segundo, porque fue una cultura que nos impactó en términos de limpieza, ya que las calles estaban muy sucias y todos tiraban papeles al suelo como si de un gran basurero se tratara. Sumándole a esto, fuimos en temporada alta cuando todos los chinos estaban de vacaciones y donde debíamos pelear un espacio para poder entrar a los sitios históricos y parques. Y por pelear un espacio me refiero a recibir empujones en un día muy caluroso.

Siempre creímos que la visita a Beijing y como esta impacta en uno depende sobre todo del clima, la temporada en que la visitas y el estilo de viaje que vas a hacer estando en la ciudad. Nuestro viaje fue como backpackers comiendo barato y durmiendo en hostales y couchsurfing. Creo que hubiese disfrutado mucho más la ciudad si hubiese sido en otro momento y en otras condiciones. Por ejemplo disfrutar de los lugares con un porcentaje menor de gente, con una temperatura más agradable y quizá durmiendo en un lugar más cómodo.

China no es barato como todo el mundo piensa. Si vas como turista y vives tu viaje como turista vas a pagar caro a diferencia de si vas como backpacker y comes en hutongs donde comen los locales y también si evitas los tours pagados y haces los paseos por tu cuenta.

Beijing es sin duda alguna una ciudad maravillosa, con cientos de años de historia y con una arquitectura que a nadie deja indiferente. Recorrer sus calles, la muralla china, sus antiguos templos y palacios es una experiencia única. Es de las ciudades más interesantes, con más sitios históricos y con más cosas para hacer en todo el mundo. Si te gusta la historia, la arquitectura y conocer culturas diferentes, entonces Beijing está en el número uno de la lista de tus sitios por conocer.

Acá te dejamos algunas ideas de que puedes hacer estando allá, para que puedas disfrutar de su historia, arquitectura y cultura.

1. Muralla China

La muralla china fue construida como fortificación para que las distintas dinastías se defendieran de los países del norte y de los distintos feudos que separaban el territorio de lo que más tarde sería China. Los inicios de ésta se remontan al siglo V, incluso antes de la unificación de China en la dinastía Qin. La muralla tiene aproximadamente 7000 kilómetros y es tan grande que incluso se dice que se puede ver desde el espacio.

Esta forma parte listado de las siete maravillas del mundo moderno y fue designada como patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Además de ser el destino más popular de los viajeros que visitan el país, esta recibe más de 50.000 personase a diario. La buena noticia es que puedes visitar las entradas a la muralla que son menos populares y poder disfrutar de un tranquilo paseo y de maravillosas fotos con pocas personas. Si quieres más información de cómo visitar la muralla china y con tranquilidad, le nuestro post “Cómo visitar la muralla china sin turistas”.

Si vas a China y sobre todo al norte del país, es una visita que no puedes dejar de hacer.

Muralla china
Muralla china

2. Ciudad prohibida

Esta fue por muchos años el centro político y ceremonial de las distintas dinastías de China, desde la dinastía Ming hasta la Qing, es decir desde el año 1406 hasta el 1924, doce años después de la abdicación de Puyi, último emperador chino. Este se vio forzado a dejar el palacio en el año 1924 durante el golpe de estado liderado por Feng Yuxuang.

Fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO el año 1987 y es de los lugares más populares y hermosos de la capital china. No dudes en visitar la ciudad prohibida, es un lugar que te va a maravillar por su arquitectura y el buen estado en que se han mantenido sus fachadas.

Ciudad prohibida
Ciudad prohibida

3. Palacio de verano

Declarado también como patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1998, se se ha convertido en uno de los lugares más visitado de China y es de las atracciones que debes visitar si o si estando allá. Su construcción se inició en el año 1750 por el emperador Quianlong.

El sitio es muy extenso y el cual puedes recorrer disfrutando de sus lagunas, flores de loto, puentes, su arquitectura y de las tiendas de souvenir que están bordeando el río.

Palacio de verano
Palacio de verano

4. Templo del cielo

Este es otro de los lugares considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y es el mayor templo de ese estilo arquitectónico en toda China. Fue construido en 1420 y fue utilizado por las dinastías para adorar y agradecer por las cosechas. Hoy es abierto al público y recibe gran cantidad de turistas a diario.

Está situado al sur de la ciudad, en medio de un parque y rodeado de áreas verdes. Si ya tuviste suficiente con los ruidos y los turistas, puedes recorrer sus alrededores y disfrutar de un tranquilo panorama.

Templo del cielo
Templo del cielo

5. Beihai park

Es una pequeña isla que se encuentra en medio de la ciudad, en la laguna que está próxima a la ciudad prohibida. Este es uno de la lista de antiguos jardines imperiales de la ciudad, la cual hoy está abierta al público. Puedes visitar la isla y recorrerla por completo, admirando su arquitectura y sus coloridos portales. También puedes disfrutar de la vista a la laguna desde un bote si lo deseas.

Parque Beihai
Parque Beihai

6. Dongjiaomin xiang hutong

Los hutongs son antiguas y estrechas calles residenciales, generalmente asociado a barrios antiguos y de arquitectura particular. El hutong Dongjiaomin es el hutong mas grande de Beijing.

Caminar por hutongs te traslada a otra época, es como caminar en la china más clásica y te permite observar cómo vive la gente local.

7. Tiananmen square

Fue construida en 1949 como símbolo de la nueva China, es decir, de la republica popular de China. Es de las plazas más grandes del mundo y fue creada para realizar actividades de índole político, tal como se realizaban en la plaza roja de Moscú.

La foto que puedes sacar de la plaza, con la ciudad prohibida al fondo, es una de las más populares de la ciudad de Beijing. Esta tiene la foto de Mao Zedong en su fachada y cientos de personas van a adorar esta imagen y a sacarse fotos con él al fondo de esta.

Plaza Tiananmen
Plaza Tiananmen

8. Wangfujing market

Es un mercado nocturno con una gran variedad de platos gastronómicos, que van desde los populares dumplings hasta gusanos y grandes escorpiones. Es un panorama súper turístico y fue creado para la atracción de turistas extranjeros quienes se asombran por los únicos y diversos platos de comida. Cada noche llegan cientos de personas a fotografiar las extrañas comidas y a disfrutar de un panorama diferente.

9. Torre del tambor y de la campana

Antiguamente, alrededor del años año 200 a.c, con dinastía Han al poder, el amanecer se avisaba con él sonido de una campana y el anochecer se avisaba con él sonido de un tambor. Tradición que se mantuvo por siglos.

La torre del tambor se construyó en el año 1272 durante el reinado de Kublai Khan. En los años 80, el campanario y la torre del tambor se abrieron a los turistas.

10. Mausoleo de Mao Zedong

En medio de la ciudad se encuentran los restos del ex presidente Mao Zedong fallecido en 1976. Este se ha convertido en un concurrido sitio turístico y donde cientos de chinos se acercan a adorarlo. Nosotros no fuimos al mausoleo porque personalmente creemos que ir a visitar su mausoleo era el equivalente a visitar él mausoleo de Hitler si existiera en Alemania. No estamos de acuerdo con los crímenes que cometió, pero es algo muy personal y es una opción de visitarlo si estás en la ciudad. Una de las cosas más llamó nuestra atención es la adoración que le entregan al ex líder (si se le pudiera llamar líder) sobretodo en las ciudades del norte de China.

11. Mansión prince kungs

La mansión fue construida en el año 1777, durante la dinastía Qing. Fue utilizada por años como el lugar de los distintos emperadores, luego el príncipe entregó el lugar a la iglesia católica, quienes la convirtieron en universidad católica y por último, luego que los curas fueron sacados de China en el año 1951, pasó a ser un lugar utilizado como atracción turística. Hoy puedes recorrer sus jardines, visitar el museo y disfrutar de su arquitectura.

12. Distrito 798

Si te gusta el arte callejero, no dudes en visitar el distrito 798. Este es un antiguo barrio industrial, el cual fue abandonado casi por completo a início de los años 90. Tras el abandono, muchos artistas se trasladaron a este barrio por los bajos costos, hasta hacerse popular entre los turistas. Puedes recorrer sus calles, disfrutar del otro lado de Beijing, mas artístico y contemporáneo y visitar sus tiendas y bares.

13. Villa olimpica

Esta fue creada para los juegos olímpicos del 2008 y hoy forma parte de los atractivos de Beijing. Su moderna arquitectura contrasta a la antigua Beijing y permite disfrutar de un panorama diferente.

Villa olímpica
Villa olímpica

14. Qianmen street

Ubicada al sur de la plaza Tiananmen, se encuentra la calle Qianmen, una de las más antiguas calles comerciales de la capital china y la cual alberga tiendas con más de cien años de antigüedad. Es una calle peatonal, donde puedes encontrar tiendas, cafés y restaurantes.

Al comienzo de esta calle, se encuentra uno de los antiguos y típicos portales de madera con detalles de colores donde las personas van a sacarse fotos con la interesante vista por un lado hacía el mausoleo de Mao Zedong y por el otro a la calle peatonal. En el recorrido vas a ver muchas estatuas de metal a las afueras de las tiendas y restaurantes, lo que hace que la calle sea aún más interesante.

15. Gran teatro nacional de China

El gran teatro nacional de China, fue diseñado con el más moderno estilo y movilizado por los fuertes deseos de los chinos de tener un teatro tan reconocible y moderno como la ópera de Sidney. Este tiene forma de huevo y está rodeada por una laguna artificial que lo hace aún más atractivo. Sin embargo, muchas personas creen que su diseño debería haber sido más fiel a la antigua arquitectura que solía mantener el barrio.

Teatro nacional
Teatro nacional

16. Parque Jingshan

Antiguamente cumplía la función de jardín imperial y hoy es un parque abierto al público. Este parque se encuentra al norte de la ciudad prohibida y te permite subir a una colina para disfrutar de Beijing desde arriba y sobre todo disfrutar de la hermosa vista hacía la ciudad prohibida.

17. Confucius temple

El templo es otro de los sitios que forman parte del listado de patrimonios de la humanidad por la UNESCO. Si bien no es tan impresionante como otros de los sitios históricos de Beijing, mantiene su historia y es bastante interesante visitarlo. Este lugar fue inaugurado en el año 1302 tras la reconstrucción del mismo. En su interior hay 190 piedras grabadas que contienen las inscripciones de los 13 clásicos confucianos del antiguo filosofo.

18. Torre televisión

La torre es la actual central de radio y televisión de la capital y tiene la fama de ser la estructura mas alta de la ciudad. Esta cuenta con 386 mts de altura y una plataforma abierta al público a 238 mts, con un restaurante giratorio en su interior para que puedas disfrutar de una romántica velada con vista a la ciudad desde lo alto de una torre.

Un dato curioso, es que cada año se realiza una carrera hasta la cima de la torre, que consiste en dos vueltas a la base seguidas por un ascenso de los 1484 escalones que conducen hasta la plataforma de observación.

19. Distrito chaoyang

Es de los barrios mas modernos de la ciudad, el cual mantiene altos y nuevos edificios y lujosas tiendas. Entrar a este distrito te permite descansar de los barrios antiguos, de los hutongs y de los edificios antiguos y descuidados de otras áreas de la ciudad.

20. Observatório antiguo de Beijing

Si bien este definitivamente no es el primer observatorio de Beijing ni mucho menos de China, es bastante antiguo y de alto contenido histórico.

En el año 1442, durante la dinastía Ming, el emperador Zhengtong se encargó de la construcción de un nuevo observatorio a poca distancia del anterior y es el que hoy puedes visitar y apreciar donde los astrónomos chinos, observaban y examinaban el cielo. Gracias su persistencia y esfuerzo, los chinos se ganaron el reconocimiento de los observadores más precisos de toda la antigüedad y puedes ser testigo de ello si visitas el antiguo observatorio.

Esperamos que puedas disfrutar de la hermosa ciudad de Beijing con sus contrastes arquitectónicos y el gran contenido histórico que esta tiene para entregar.

Tags : Chinamuralla chinaTravellingviajes

2 Comentarios

Leave a Response

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.