close
Finanzas

Para viajar es necesario dinero. ¡Esto es un hecho! Lo que puede variar es la cantidad necesaria, que depende de factores como presupuesto diario, pasajes, costos extras, etc. Partiendo del principio que ya tienes una idea de para dónde quieres ir y de cuánto quieres gastar, veamos cómo ahorrar para poder alcanzar tu meta y partir para tu tan soñado viaje. En nuestro caso, para nuestro viaje a Asia, empezamos a ahorrar en noviembre de 2015 (el mes siguiente a nuestro matrimonio) hasta mayo de 2017, que fue cuando dejamos Chile hacia Hawai’i. Obviamente que cada caso es un caso, así que quizás no el 100% de los tips apliquen para todas las personas, pero esta es una buena base para partir.

Conoce tus ingresos y gastos

Esto es lo primero que debes hacer antes de comenzar a ahorrar para tu viaje. Ser ordenado en este sentido es crucial. Una vez que sepas cuál es tu ingreso mensual y cuáles son tus gastos puedes decidir en qué, cómo y cuánto ahorrar. En buen chileno, puede parecer una “lata”, pero una vez que lo hagas, vas a ver que nos es tan difícil. Además, hay una infinidad de herramientas para ayudarte a hacerlo, desde el bueno y viejo Excel hasta apps para móviles.

Antes del viaje nosotros ocupábamos una plantilla Excel en donde revisábamos y categorizábamos los gastos al final de cada mes y ahora que estamos viajando utilizamos una app para móvil llamada “Wallet”. ¡Como prefieres hacerlo es decisión tuya, pero hazlo! Si tienes alguna duda de cómo hacerlo, envíame un correo y estaré feliz en ayudarte.

Define una meta

Charts

Para que puedas medir cómo tus ahorros y esfuerzo están dando resultado y te están acercando a tu próximo viaje, define una meta mensual/trimestral/semestral de ahorros según el presupuesto que necesites para tu viaje. La verdad es que es una sensación muy buena la de llegar al final del mes y ver que cumpliste la meta de ahorro y que quizás hasta la pasaste. Eso te va a motivar a seguir soñando y planeando tu viaje. Si no llegas a cumplir la meta, no desanimes, analiza el qué puedes ahorrar para poder cumplirla el próximo mes.

Contrata un asesor financiero

Meeting

No, no tienes que ser millonario para hacerlo y sí, vale la pena. En Chile, nosotros pedimos ayuda a Ruvix,  una empresa súper seria con quien venimos trabajando en los últimos dos años. Lo bueno de hacerlo es que además de educarte en cómo ahorrar, te ayudan con temas como AFP, Isapres, Impuestos, etc. A nosotros nos sirvió para ordenarnos más con las finanzas, para planificar bien nuestra meta de ahorros y para poder ver distintas opciones de inversión, que es de lo que hablamos en el próximo punto.

Invierte tu plata

Cuando empieces a ahorrar plata, no la vayas a guardar debajo de tu colchón. Haz con que los intereses te generen  algo de plata extra. En este punto tu asesor financiero, en nuestro caso Ruvix, puede ayudarte a escoger la mejor opción de inversión, con buena rentabilidad, bajo riesgo y lo más importante, que sea una empresa seria y segura. Lo último que quieres es invertir la plata de tu viaje en una empresa que resulte ser una estafa. Ah, y olvida los depósitos a plazo que te ofrece tu ejecutiva de cuenta del banco. Hay opciones igual de seguras y con mucho mejor rentabilidad.

Practica el minimalismo material

Garage sales

Si hay algo que hacemos con el pasar del tiempo es acumular cosas. Quizás lo hacemos de forma inconsciente para tentar llenar lo espiritual con lo material (profundo, no?), pero al final no resulta. La guitarra que compraste para aprender a tocar y que ahora sirve de adorno en tu pieza, o la trotadora que compraste para el verano y ahora es un colgador de toallas, o aquél Playstation que solías jugar cuando era soltero. ¡Véndelos! Libérate de todo lo que no ocupas e invierte esa plata en tu viaje. Hasta la ropa usada la puedes vender, aunque nosotros preferimos donarlas siempre. Una vez que estés viajando, vas a ver que tenías mucho más de lo que realmente necesitabas.

Utiliza tu talento

Nosotros, infelizmente, no teníamos ninguno. Pero si eres bueno para la música, para la cocina, o para las manualidades, por ejemplo, puedes empezar a usar tu talento para conseguir algo de plata extra. Puedes cantar en una plaza, vender macramé, tus fotos, o vender dulces en la entrada del metro, por ejemplo. Nosotros vimos casos de personas en Brasil que vendieron “brigadeiros” (trufas de chocolate) y que con esa plata financiaron su viaje. Genial, no?!

Busca la mejor tarjeta de crédito

Tarjetas de crédito

Existen gastos fijos y variables que son inevitables en nuestras vidas. Así que, si vas a gastar plata de todas maneras, que por lo menos te de algún retorno. Los programas de fidelidad de las tarjetas de crédito sudamericanas no son tan efectivos como los de algunas partes de Norteamérica, pero algo es algo. A nosotros en particular nos gustan dos y son las que ocupamos actualmente:

  • Santander LATAM Pass: Es bueno para viajar por Chile, América y Europa, canjear puntos por arriendo de autos y hoteles. Para nosotros fue efectivo solo para canjear por hoteles, ya que no tiene tantas alianzas en Asia y no permite comprar pasajes de solo ida.
  • SMILES (Brasil): Tiene un club smiles en dónde pagas por mes y te dan determinada cantidad de km, además de tener alianza con muchas aerolíneas en el mundo y permite emitir pasajes de solo ida.

En los últimos años utilizamos los puntos LATAM para comprar 4 pasajes a Perú, con derecho a 2 upgrades a Business Class y 2 pasajes ida y vuelta a Punta Arenas. Con Smiles compramos los pasajes de Santiago a Hawaii y de Japón a China, con lo que ahorramos al menos unos U$2.000,00.

Recorta tus gastos

Sí, yo sé que suena difícil, pero no necesitas exagerar. Puedes hacerlo de forma gradual y ver cómo te va con relación a tu meta de ahorro. Como en tema de gustos y gastos cada persona es distinta, les dejaremos los tips básicos que utilizamos nosotros y ustedes deciden cuáles aplicar:

1 – El cafecito de cada día

Expresso

Si eres como yo que amas el café y tu día no empieza antes del primer café del día, te va a costar hacerlo, pero sí es posible. No tienes que dejar de tomar café, pero trata de reducir la cantidad de veces que pagas por hacerlo. En vez de tomar 2 o 3, toma 1. El primer café del día lo puedes hacer en tu casa y llevarlo a la oficina. El segundo puede ser de estos que te dan gratis en la oficina, por ejemplo. Si eres amante de los Frapuccinos gigantes con crema, caramelo y chocolate, fija un día de la semana para tomarlo, como el viernes, por ejemplo, para celebrar el fin de semana o el lunes para endulzar tu semana de trabajo. Para que sea más fácil, piensa que cada café que dejas de tomar en “casa” equivale a un café que puedes tomar en Italia, Turquía, NY, Australia o cualquier país que quieras visitar. Si haces la cuenta, ahorrando U$2,50 en café por día en un año de trabajo (20 días x 12 meses) habrás ahorrado U$600, lo que te alcanza para un pasaje de Hawaii a Japón, para cruzar la frontera de Mongolia a China muchas veces y para 100 días de hospedaje en Vietnam.

2 – No comas tanto afuera

Cuando hablo de comer afuera, me refiero al desayuno del Starbucks, a las salidas para almorzar en el trabajo o las salidas nocturnas con los amigos, pololo(a), esposo(a). Para nosotros fue muy difícil ya que nos encanta comer, pero empieza por una de las tres opciones. No voy a mentir que en determinada altura de mi vida laboral, ya estaba tan cansado y aburrido del trabajo y sumado a la falta de luz y al frío de las mañanas de invierno de Santiago, que no podía despertarme temprano para desayunar en la casa, por lo que terminaba comprando en el café al lado del trabajo. Pero para compensar, llevaba almuerzo en un 95% de los días de año, ya que con Magda lo preparábamos el día anterior o mi querida suegra nos regalaba lo que quedaba del asado de domingo. En las noches, en vez de salir a comer, por qué no haces que tus amigos te ayuden con tu plan de ahorro y se juntan a cocinar? Además de desarrollar tus skills de chef, vas a ver lo entretenido que es. Si necesitas recetas inspiradoras, echa un vistazo a nuestras recetas backpackers aquí.

3 – Cuida tu salud

Este punto podría intitularse “Deja de fumar”. Es obvio que, si fumas, estarás gastando una fortuna en cigarros por año, pero esta es una discusión perdida, así que no voy a tratar de convencer que pares de fumar. Ahora si quieres hacer la cuenta, supongamos que gastas unos U$5,00 por cajetilla de cigarro y que fumas una cajetilla a cada 2 días. Si dejas de fumar por un ano y ahorras esa plata, tendrías la suma de U$910,00, más los intereses que te podrían generar.

Pero además del cigarro, cuida tus horas de sueño, tu alimentación y trata de hacer ejercicio regularmente para mantenerte saludable y verás cómo puedes ahorrar con idas al doctor y remedios. Si me preguntan, creo que vale gastar algunos dólares por mes con un gimnasio. Nosotros lo hicimos hasta un mes antes de viajar y no nos arrepentimos. Con relación a las Isapres en Chile, un asesor financiero también les puede ayudar a ver opciones de plan más económicas e igual de buenas.

4 – TV Cable, Internet, Teléfono

TV Cable

Que bacán es tener 120 canales HD + el paquete de películas y deportes + la velocidad máxima de internet y llamadas ilimitadas no?! Pero te pregunto, es realmente necesario? De los 120 canales, cuántos realmente asistes regularmente, sin contar los de TV abierta? Nosotros asistíamos al canal de cocina, uno que otro de viajes y el de deporte (porque soy aficionado del futbol). O sea, de los 120, había por lo menos 100 canales que ni los mirábamos.  Para películas, teníamos Netflix o las bajábamos de internet, mientras que para escuchar músicas teníamos Spotify, así que tomamos la decisión de cancelar el cable y el teléfono fijo que nunca ocupamos y que lo teníamos por ser “barato”. Nos quedamos con el internet más básico de unos 20MB que era más que suficiente y ahorramos esa plata.

5 – Celular

Tu mejor amigo! Él que duerme, despierta y va al baño contigo. Revisa tu plan y ve si realmente lo necesitas o si puedes optimizarlo. Ocupas todos los GB que tienes disponible por mes? Hablas todos los minutos que te da el plan? SMS? Quién ocupa SMS? Considera quizás hacer un downgrade para un plan más barato como un plan controlado o prepago. Nosotros pasamos de un post-pago a un plan control y cuando salimos de viaje nos cambiamos a prepago solo para mantener el número. Aprovecha para desapegarte un poco del teléfono, te va a hacer bien.

6 – Camina/Pedalea

Bike

¿Vas en auto al trabajo/universidad o al supermercado? Prueba empezar a moverte a pie o en bicicleta. Los servicios de bicicletas compartidas son baratos y se están haciendo cada vez más populares. ¿No tienes otra opción que no sea moverte en auto? Bueno, prueba hacer car sharing con algún compañero de trabajo, vecino o amigo y así comparten los gastos de bencina, y además de ahorrar ayudas a bajar la contaminación y congestión vehicular. Nosotros no tuvimos auto en los últimos años que vivimos en Santiago y la verdad es que no nos hizo falta.

Tags : budgetSavingtipsTravellingviajes
Tiago

The author Tiago

Consultor CRM en los últimos 10 años y ahora Backpacker. Apasionado por el futbol, la cocina y los viajes.

Leave a Response