close

Si hubiera una carretera en el cielo, sería la de Road to Hana. Eso lo leímos en alguna parte de la isla y no podríamos estar más de acuerdo. Hay pocas carreteras como esta en el mundo, así que si estás en Maui, tienes que hacerla sí o sí.

Es una carretera de poco más de 100km que te ofrece una oportunidad para conocer parte de los maravillosos paisajes que Maui tiene para regalar.  Es por eso que queremos ayudarte a que descubras alguno de estos rinconcitos que no siempre están bien señalizados.

Es bueno arrendar un auto para hacer el camino a Hana ya que el sistema de transporte en la isla es bien precario. Puedes hacer el camino a dedo pero es mucho más complicado y en ese caso demorarías definitivamente más de un día.

Puedes comenzar la ruta en Pa’ia y seguir la carretera hacia Hana. Una vez que termina la ruta 36 y comienza la 360, se reinician los contadores de millas. A un lado de la carretera puedes ir viendo las millas y es ahí cuando debes empezar a poner atención ya que son las que te van a ir indicando cada lugar que quieras visitar. Como dijimos antes, no todos los accesos a las atracciones turísticas están indicados, así que debes estar atento.

Road to Hana es de las mayores atracciones que tiene la isla, así que puedes imaginarte cuantas personas van a diario. El camino es estrecho y con muchas curvas, así que te recomendamos ir bien temprano para evitar la gran cantidad de gente y para que alcances a visitar todo lo que quieras. Esto te va a permitir ir más tranquilo y poder sacar las mejores fotos. Si puedes salir desde cerca de Pa’ia a las 7:00 am deberías andar bien de tiempo. El camino es largo y venden algunas cosas, pero siempre es bueno llevar algo de comer y sobre todo tener algo de agua.

Otro aspecto a considerar es siempre llevar capas waterproof para las mochilas, ya que el clima puede ser bien cambiante y puede que te toque cruzar uno que otro río. Y por último y no menos importante, es que en unas cuantas millas no vas a encontrar un baño así que trata de ir antes de comenzar tu camino a Hana.

Ahora te vamos a guiar cuanto podamos con respecto a los lugares que visitar y en que millas se encuentran:

Milla 2 – Twin Falls

Son las primeras cascadas de la ruta y en general es donde la mayoría de las personas para y pasa más tiempo. Nosotros seguimos la recomendación local y la saltamos, ya que más adelante puedes encontrar por lo menos 3 cascadas más interesantes. Recuerda que si no te estás hospedando en Hana, llegar a esa parte de la isla no es cosa fácil, así que siempre es bueno priorizar los lugares que uno quiere conocer realmente.

Milla 6 a 7 – Bosques de Bambú I

En algunas partes de la isla puedes caminar en extensos bosques de bambú. En Na’ili’ili-haele tienes la oportunidad de hacerlo! Una vez pasas este bosque, debes cruzar un río para luego seguir camino hacia una hermosa cascada. No hay una indicación clara del lugar, así que tienes que estar atento a los autos estacionados o mirar a mano derecha unos pequeños caminos donde solo pasa una persona, no es posible entrar en auto. Por lo que nos dijeron, hay dos entradas una luego después de la otra y creemos que la mejor es la segunda.

Este camino del bosque de bambú hasta el río y luego a las cascadas es super húmedo y lleno de barro, tienes la posibilidad de ir de hawaiianas o zapatos de trekking, como tú lo prefieras.

Milla 13 a 15 – Paisajes

Tienes la posibilidad de detenerte a sacar fotos, con hermosos paisajes envueltos de naturaleza, con enormes cascadas y vista al mar.

Milla 16 a 17 – Parada

Hay un puesto de comida donde puedes hacer uso de los baños químicos que ahí tienen, hay un ATM donde puedes sacar plata si es necesario y lo mejor de todo es que tienen un delicioso y conocido banana bread a $6.00 que fácilmente da para 3 o 4 personas.

Milla 19 a 20 – Más cascadas

Nuevamente puedes encontrar algunas cascadas para parar y tomar una foto.

Milla 22 a 23 – Cascada + baños:

Hay una linda cascada y frente a ella hay baños públicos. Los primeros baños reales que vimos hasta llegar ahí. En el lugar donde está la cascada, hay algunas mesitas donde puedes detenerte a comer algo o cubrirte de la lluvia como nos pasó a nosotros. Ese río también puedes cruzarlo para sacarte una foto frente a la cascada y con menos personas alrededor.

Milla 26 a 27 – Café

Hay un café llamado Hana Harvest, donde puedes detenerte a almorzar y su especialidad es la pizza.

Milla 27 a 28 – Rainbow Eucalyptus

Fue el único lugar donde vimos estos famosos arboles de colores. Puedes parar al lado de la carretera para sacar fotos. Hazlo rápido por la cantidad de mosquitos al ataque y autos yendo y viniendo de ambos lados del camino.

Milla 29 – Nahiku gallery

Hay muchos restaurantes y algo de comercio por si quieres descansar.

Milla 32 a 33 – Waianapanapa state park

Es donde se encuentra la black sand beach o playa de arenas negras. También hay un blow hole que pueden visitar. Vale la pena hacerlo!

Si pasaste la playa de arenas negras y encontraste un pueblo, felicitaciones, llegaste a Hana!! Pero aún te quedan algunos lugares interesantes por recorrer: 

Red sand beach o Kaihalulu

A un costado de la bahía de Hana, algo escondida está la red sand beach. Es algo difícil de encontrarla, pero si sigues las indicaciones no tendrás problema. El acceso más rápido es tomar la calle Ua’kea donde termina Hauoli road.

Mille 48 Venus pool or Waioka pond

es una gran y hermosa piscina natural donde muchas personas van a nadar con la mayor tranquilidad y a tirarse un piquero a la piscina desde la altura de las rocas.

Leímos que hay que tener mucho cuidado si quieres saltar ahí. Es un área de inundación rápida y no toda la piscina es lo bastante honda como para caer desde esa altura.

Milla 38 ‘Ohe’o Gulch o seven sacred pools

Estas son hermosas piscinas naturales que se van formando de una misma cascada. Si tienes suerte y no ha llovido mucho, el nivel del agua va a estar más bajo, se va a ver más transparente y vas a poder meter tus pies en estas. Si ha llovido mucho y el nivel del agua esta alto, probablemente tengas que sacar fotos desde arriba ya que por seguridad cierran el acceso a estás. Si sigues caminando hacia el interior de este parque, puedes llegar a ver otro famoso bosque de bambú llamado Pipiwai trail.

Si quieres devolverte al centro norte u otras partes de la isla puedes hacerlo continuando la misma ruta, pero esta vez hacia más al sur de la isla. Desde la Seven sacred pools hasta Kula es un camino 100% recomendado, hermosos paisajes, pocos autos y lo mejor de todo es que puedes ver el Heleakala por el otro lado y continuar viendo el mar a tu izquierda. Tuvimos la suerte de ver el atardecer desde ese camino y ver como el volcán cambiaba de color con el rojizo de los rayos de sol.

La mayoría de las personas no hacen esa ruta porque gran parte no está pavimentada, pero con un auto normal deberías andar perfectamente. No pierdas la oportunidad de ver esos paisajes.

Si decides tomar este camino, ten en cuenta que no hay puestos de gasolina, ni lugares donde parar a comer ni mucho menos baños. Así que lleva el estanque del auto bien llenito, algunas cosas para poder comer en el camino y maneja con cuidado.

Buen viaje y mucho aloha!!!!

Tiago

The author Tiago

Consultor CRM en los últimos 10 años y ahora Backpacker. Apasionado por el futbol, la cocina y los viajes.

1 Comentario

Leave a Response

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.