close
Estados UnidosHawai'iOahuViajes

Stairway to Heaven: El hike más ilegal de Hawaii

Stairway to heaven
Stairway to heaven

De repente nos vimos obligados a agachar en fila india, agarrados de una rama, del suelo o de cualquier otra cosa que nos diera un poco de estabilidad. El viento soplaba fuerte, con fuerza suficiente para derrumbar a un adulto. Evitábamos mirar para al lado para que nos diera vértigo, aunque la niebla no nos permitiera ver mucho más allá de unos 5m, sabíamos que una caída podría ser mortal.

El camino en el topo de la cresta era angosto, para no más de una persona. Algunas cuerdas servían de soporte para las partes más difíciles, pero en esta mañana nuestros adversarios más difíciles eran la lluvia y el viento, que hacían que cada paso se tornara pesado y resbaloso, debido a la cantidad de lama acumulada. Pero teníamos claro cuál era nuestro objetivo: legar al topo de la escalera al cielo.

Las Haiku Stairs, como son conocidas por los hawaianos, es considerado uno de los hikes más bellos y más ilegales de Hawaii. Son un conjunto de escaleras que contienen alrededor de 4000 escalones y dan acceso a una antigua estación de radio utilizadas por los estadounidenses en la Segunda Guerra mundial. Por ser justamente una instalación militar que su acceso está prohibido a los civiles, lo que hace con que sea un destino aún más buscado por los amantes de la aventura. La multa para las personas que son pilladas subiendo las escaleras puede variar entre los U$600 a U$1.000, así que nosotros, como blogueros y backpackers responsables que somos, decidimos ir por el camino que sí es permitido, aunque se tratara de un hike considerado por muchos como extremo: El Moanalua Middle Ridge hasta las escaleras al cielo o simplemente “back way” o “parte de atrás” en español.

ONU
La ONU

Para tal, salimos de la casa a las 4AM en un grupo de 5 personas – un brasileño, quién los escribe, una chilena (Magda), una peruana (nuestra amiga y host Cate), Taylor, un norte americano y Maida, de Bosnia– éramos como las naciones unidas camino hacia uno de los hikes más difíciles que hayamos hecho jamás. Lo que sí, de esta vez sí nos preparamos como corresponde, y no como en nuestro intento de contacto con la lava, semanas antes.

Moanalua
Punto en donde estacionamos

A las 4h30AM ya habíamos estacionado el auto un poco antes dela entrada de la trilla y empezamos nuestra caminata. Las primeras 2 millas son fáciles, casi sin elevación alguna. Pasada estas 2 primeras millas, o los 17 cruces de auto según lo que leí en internet (unas partes de concreto en el piso), hay una entrada para nada señalizada a la izquierda. Aunque no esté señalizada, uno puede ver que se trata de una trilla, y si ocupas Wikiloc y descargas el mapa no debieras tener problema en encontrarla. Nosotros la pasamos y caminamos unos 10 minutos antes que nos diéramos cuenta, así que atentos! Una buena referencia es la placa de Kulana’ahane Trail. Una vez que la pasas (no vayas a entrar por ahí, la entrada a la trilla va a estar unos 15m a 20m después.

Al cruzar las piedras que son parte del lecho de un pequeño río, que en este entonces estaba seco, puedes ver como el camino empieza a inclinarse. Las subidas son empinadas y en algunas puedes usar los árboles como soporte o sus raíces como escalones, pero para otras tienes que hacer uso de tu 4×4 humano, o sea, caminar en cuatro para poder avanzar. Mientras avanzas hasta la cresta, puedes ver como el camino va tornándose cada vez más angosto y fue ahí justo donde nos pilló la tormenta.

En un determinado momento de la subida, llegamos a un acuerdo (como la ONU que éramos) que si alguno de los cuatro presentes – nuestro amigo Taylor tuvo que devolverse por estar recién recuperándose de múltiples fracturas debido a un accidente arbóreo – creyera que fuera peligroso seguir avanzando, nos devolveríamos los cuatro por donde veníamos. Lo bueno es que como estaba nublado, no podíamos ver qué tan alto estábamos y nos concentrábamos solo en el camino y así evitábamos el vértigo. Lo malo es que no veríamos la estación de radio hasta que estuviéramos muy cerca. Y así fue, despacito (como la canción), pasito a pasito que llegamos al punto en que podíamos ver la antena. Habían pasado cuatro horas desde el principio y habíamos caminado alrededor de 18km, con muchas subidas y algunas bajadas y no había ninguna parte de nuestro cuerpo que no estuviera mojada o cubierta de barro. ¡Pero lo habíamos logrado!

La estación consiste en una vieja antena oxidada y una habitación que sirve de abrigo y punto de encuentro para las personas que suben por las escaleras o por la montaña, como hicimos nosotros. La decoración del interior es muy particular y se nota que es fruto del aporte de cada una de las personas que suben casi a diario. Decenas de botellas de cerveza de distintas marcas y procedencias adorna la pared, dividiendo el espacio con stickers, grafitis y mensajes en los más diversos idiomas.

Una vez ahí, puedes tomar fotos del principio o del final de la escalera, dependiendo de la referencia. Caso te toque un día nublado como el nuestro, puedes bajar algunos escalones para escapar de la camada de nubes y así conseguir sacar algunas fotos muy impresionantes que seguro te van a rendir los likes que tanto buscas en Instagram y Facebook.

Desde ahí tienes dos opciones: 1 devolverte por la montaña o 2 bajar por los 3859 escalones y rezar para que no te pille el guardia de seguridad. Según dicen, es más probable que te pille subiendo que bajando, pero, aun así, el riesgo existe y, por lo tanto, es tu decisión.

Algunos puntos importantes que considerar:

  • Los vecinos en esta región están algo cansados de los turistas que pasan a diario por al lado de sus casas, así que es importante que no hagan ruido al principio y que si van en la noche, que no enciendan las linternas hasta que estén lejos de las casas. Ellos pueden llamar la policía que, además de sacarte un parte, no te va a permitir subir.
  • Nuestro pronóstico climático indicaba un día nublado con lluvias esparzas, pero una vez que estás arriba de la montaña, el clima es impredecible y puede ventear y llover muy fuerte.
  • Si vas por la montaña, puede ser una buena idea comprar unos “spikes”, que son como una cadena que se amarra a las zapatillas de trekking y que tienen unos clavos en la parte de bajo, lo que te permite resbalar menos en el barro.
  • Prepárate como corresponde, llevando agua suficiente, algo de comida, ropa adecuada y un gps. Para tips de cómo prepararte, haz click aquí.
  • Tener extremo cuidado en la parte de arriba de la montaña, ya que una caída puede significar una lesión seria o incluso muerte.
  • No botar basura.
  • Ir siempre acompañado de al menos una persona.

Para ver la versión completa del video, haz click aquí.

Tags : HawaiiHiking
Tiago

The author Tiago

Consultor CRM en los últimos 10 años y ahora Backpacker. Apasionado por el futbol, la cocina y los viajes.

1 Comentario

Leave a Response

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.